Menopausia y hormonas

Hasta el 2002 el tratamiento hormonal sustitutivo (THS) era el más recomendado de los existentes para corregir algunos síntomas del climaterio. Desde esa fecha, a raíz de un estudio divulgado e los EEUU sobre sus peligros, los profesionales médicos se dividen entre los que consideran que puede ser necesario en algunos casos y los que prefieren erradicarlo por completo.

La menopausia es un período más en la vida de la mujer, ni mejor ni peor, simplemente uno más. Se comienza a presentar a travéz de algunos de sus síntomas, los cuales podemos dividir en tres grupos:

  • Neurovegetativos: (sofocos, sudoración y mareos)
  • Psicológicos ( tristeza, estado depresivo, irritabilidad insomnio)
  • Urogenitales ( sequedad vaginal, escozor, dolor durante el coito, incontinencia urinaria).

Las diferencias que tienen los especialistas en el tema comienzan desde la propia clasificación de sus síntomas, podemos tomar ésta o tener en cuenta la opinión de ginecólogos que opinan que los específicos son los sofocos y la atrofia vaginal, mientras que síntomas somáticos y los psicológicos no tienen causa demostrada y estan más relacionados a factores de la propia persona, sociales y culturales.

Hay una “escuela dentro de los especialistas que opina que en la menopausia se producen cambios derivados de la asusencia de secreción de hormonas ováricas especialmente estrógenos.

En cambio, otros confirman que la sequedad vaginal es provocada por la falta de dichas hormonas pero niegan rotundamente que los sofocos- uno de los síntomas mas molestos por los que las mujeren terminan recurriendo a la terapia hormonal- se den a causa de la falta de estrógenos.

La terapia hormonal sustitutiva consiste en administrar las hormonas que son deficitaras durante esta etapa  y se indica por parte del médico cuando los síntomas se vuelven muy molestos e interfieren en la calidad de vida de la mujer.

Quienes defienden este tratamiento, opinan que es el mejor para la correccion de los sintomas tipicos del climaterio (fundamentalmente para los neurovegetativos y urogenitales) y que su administración durante un período de cinco años no se asocia a un aumento significativo de problemas en la salud de la mujer.

También , lo cual no es poco, defienden que los estrógenos incrementan la densidad ósea, por lo que asociados a suplementos de calcio se potencia este beneficio. Dicen ademas que estas terapias hormonales llegan a reducir el riesgo de fractura de cadera en un 34%.

Por último , el hecho de estar suministrándose  este tratamiento hace que las mujeres estén obligadas a someterse a controles periódicos en los que se puede detectar precozmente el cancer genital o mamario.

Ventajas

Las ventajas enumeradas anteriormente hacían que este tratamiento fuera la panacea para las mujeres con menopausia y estuviera en pleno furor entre las más molestas con los síntomas, siendo además utilizado en la prevención de enfermedades crónicas.

Estudios realizados en el 2002 cambian todo lo que se pensaba sobre las terapias de reemplazo hormonal. Comprobaba que, contrariamente a lo que se pensaba, las mujeres que estaban bajo ese tratamiento tenían más riesgos de contraer enfermedades cardíacas y cáncer de mama. Junto a ello, también se veí un aumento en las probabilidades de tener trombosis venosas , coágulos, Alzheimer e incluso riesgos de demencia.

Los resultados de ese estudio clínico demostraban que el THS no llegaba tampoco a ser fatal, pero que tampoco servía para todo lo que se manejaba, lo que hizo que perdiera indicación médica y que desde entonces los riesgos del mismo pesaran más que sus beneficios en el momento de ser indicado por parte de los ginecólogos.

Las mujeres que se encuentran molestas con algunos de los sintomas que acompañan la menopausia deben saber que, antes de recurrir a un tratamiento hormonal sustitutivo, pueden acceder a tratamientos alternativos con soja, muy rica en fitoestrogenos, isoflavonas. Y deben ademas tener en cuenta que incluso antes que se presenten los síntomas deben aumentar su consumo de calcio, para evitar los posteriores problemes de perdida ósea.

Por eso, nuevamente recordar que se impone la importancia de la consulta con un especialista.

Para quienes han optado por la THS ante una molesta sequedad vaginal, que es la única indicación para el tratamiento hormonal, los ginecólogos y obstetras de los EEUU recomiendan que su uso sea por el menor tiempo posible y en dosis lo muy mínimas que garanticen igualmente su eficacia para el motivo por el cual han sido indicadas. Recomiendan ademas que la paciente consulte regularmente a su medico para procurar cambiar el tratamiento y monitorear el estado de la paciente, haciéndose controles semestrales con tal fin. Sostienen ademas que la terapia hormonal solo serviría en el climaterio y con sintomas severos, donde dejan de producir hormonas y realmente las necesitan.

Deja un comentario